Kilómetros Solidarios: el porqué y el cómo

Soy plenamente consciente de que soy un afortunado. He tenido la suerte de nacer en un país rico del primer mundo, en el seno de una familia que ha podido darme una educación y una formación que, a la postre, me ha permitido (me está permitiendo) ser una persona autónoma e independiente. Tengo salud y puedo vivir de mi trabajo. Y no es cualquier trabajo, sino probablemente uno de los mejores trabajos que se puedan tener, en términos de satisfacción personal y reconocimiento social. Y también, por qué no decirlo, en términos de calidad de vida, especialmente en relación al tiempo libre que puedo disfrutar.

Vivo en una de las zonas del planeta con mejor clima, sin guerras ni grandes epidemias a la vista. Soy ciudadano de un país con una democracia más o menos asentada y estable, donde en principio están protegidos por ley mis derechos y libertades. He podido adquirir un nivel cultural razonablemente aceptable y he viajado lo suficiente como para conocer y comprender un poco el mundo en el que vivo, y para poder entender los acontecimientos y la realidad que me rodea.

Sí, definitivamente soy muy afortunado. Y siento que, de alguna manera, estoy en deuda con la vida. Así que se me ha ocurrido una forma sencilla y modesta de devolver una pequeña parte de esa suerte que he tenido, de compartir parte del boleto premiado que me ha tocado.

El deporte es uno de los elementos centrales de mi vida: me mantiene sano mental y físicamente, me permite conocer personas y lugares, le da sentido a mi vida. Y por eso, he decidido encauzar esa necesidad de compartir mi suerte a través de la actividad deportiva. Además de entrenar para conseguir mis retos deportivos y personales, a partir de ahora voy a tener una motivación adicional para calzarme las zapatillas. He decidido auto-imponerme una especie de “impuesto solidario-deportivo”, que consiste en destinar a fines solidarios una cantidad concreta de dinero en función de unos objetivos que me marque, expresados en kilómetros recorridos. Una cantidad determinada para cada tipo de actividad. Y a este proyecto personal le he llamado “Kilómetros Solidarios”.

Hacer deporte ya no será únicamente una necesidad personal ego-hedonista, sino que tendrá también un ingrediente solidario. Seguro que hay muchas otras formas mejores de ser solidario. Ésta que se me ha ocurrido y que estoy describiendo es, sencillamente, la mía.

En principio, las cifras concretas que me he fijado para cada tipo de actividad o deporte son las siguientes:

-Correr: 1 euro por cada 10 kilómetros.

-Bicicleta: 1 euro por cada 50 kilómetros.

-Desnivel positivo: 1 euro por cada 500 metros de desnivel positivo acumulado.

De esta forma iré acumulando euros a medida que vaya haciendo deporte, y cuando alcance la cifra de 100 euros realizaré una donación a una o varias organizaciones, ONGs o proyectos solidarios que haya decidido previamente. Intentaré escoger proyectos cercanos, pequeños, de ámbito local, no tan conocidos, donde el efecto de mi modesta aportación pueda ser más palpable. Para empezar, y aunque no se trata de proyectos pequeños o cercanos, he decidido que la primera donación de 100 euros la repartiré a medias entre las siguientes ONGs:

-SOS Himalaya (http://www.soshimalaya.org/)

-Médicos Sin Fronteras (http://www.msf.es/)

Y lo mejor de todo esto es que tú, que estás leyendo esto, también puedes participar en este proyecto. De hecho, me encantaría poder contar con tu colaboración. ¿Cómo? De dos formas:

  1. -Dándome ideas y aportando sugerencias de proyectos y organizaciones destinatarias de las donaciones que puedan ser interesantes.
  2. -Donando tú también tus propios kilómetros, reales o virtuales. La cifra de 100 euros para cada donación solidaria la podré alcanzar o bien con los kilómetros que yo solo haga, o también con la ayuda de todo el que quiera aportar kilómetros (traducidos a euros según el tipo de actividad).

Todos los kilómetros, propios o donados por vosotros, los iré computando y actualizando y aparecerán en el apartado “Kilómetros Solidarios” de este blog. Los kilómetros donados por vosotros se detallarán con vuestro nombre y apellidos (a no ser que queráis hacerlo de forma anónima). En ese apartado también indicaré a qué proyectos, organizaciones u ONGs se destinará la siguiente donación de 100 euros.

Espero que esta idea loca, esta modesta iniciativa funcione y os anime a participar. Por mi parte, ya tengo unos cuantos kilómetros acumulados y espero llegar pronto a los kilómetros necesarios para realizar la primera donación.

Os invito a todos a calzaros las zapatillas y empezar a correr conmigo.

¡Arrancamos!

C360_2012-11-24-17-22-46

Anuncios

Un comentario en “Kilómetros Solidarios: el porqué y el cómo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s